Código Ético

INFORMACIÓN GENERAL

El Código Ético se funda en Principios de Conducta y de Acción que Vimar, y las filiales (en adelante, conjuntamente ‘Vimar’), han adoptado, a lo largo del tiempo, durante la constitución y explotación/desarrollo de las actividades, compartiendo y aplicando dichos principios con el conjunto de sus administradores, directivos y empleados.
Actualmente, dichos principios se reproducen en el presente Código Ético y todo el personal de Vimar ha de aplicarlos y hacerlos aplicar. Asimismo, Vimar interviene para que todos los sujetos con los que interactúa, respeten dichos principios. El Código Ético representa el compromiso de Vimar, a la hora de gestionar sus actividades en cumplimiento de las leyes en vigor y las reglas éticas que Vimar ha adoptado y constituye una parte integrante y sustancial del Modelo de Organización, Gestión y Control, que ha adoptado en conformidad con lo establecido en el Decreto Legislativo Italiano n.º 231/2001 sobre la responsabilidad administrativa de las sociedades.
El presente Código Ético, aprobado por el Consejo de administración de Vimar, describe las normas de conducta destinadas a proteger la reputación de la empresa en cumplimiento de los principios y los valores compartidos a lo largo del tiempo por Vimar.
Dichos principios desempeñan un papel clave en todos los países donde Vimar desarrolla su actividad. Por consiguiente, todos los empleados/colaboradores, que forman parte del grupo Vimar, se comprometen a respetar el Código Ético y a colaborar con la sociedad para cumplir y hacer cumplir las disposiciones contenidas en dicho código.
El Código Ético no aborda cada principio ético individual, que cada empleado/colaborador ha de respetar durante el desarrollo de su actividad para Vimar y no sustituye, sino que integra, disposiciones legislativas y leyes aplicables, reglamentos internos, procedimientos y/o disposiciones de organización existentes en Vimar y localizables en la red Intranet de la empresa.

 

PRINCIPIOS DE CONDUCTA

Vimar desarrolla su actividad basando cada relación/acción en conductas lícitas e íntegras, que son los pilares de la confianza que, desde hace tiempo, caracterizan las relaciones con nuestros clientes, los proveedores y la comunidad. Vimar desarrolla su actividad cumpliendo las leyes vigentes en los países donde trabaja, también hablando en términos de prevención y/o limitación de la responsabilidad administrativa y penal de la sociedad.
Cada sujeto, que actúa en nombre y por cuenta de Vimar, ha de respetar los principios contenidos en este Código Ético durante el desarrollo de las actividades con Vimar o por cuenta de esta.
Los Principios de Conducta afectan a toda nuestra preparación, inteligencia y voluntad para trabajar con pasión, entusiasmo y energía positiva y con:

a) El compromiso profesional, en la realización de las tareas asignadas, que se traduce en la aplicación permanente de las competencias y del know how adquiridos y comporta la actualización de estos. Cada empleado/colaborador deberá comprometerse a cuidar sus competencias y su profesionalidad, enriqueciéndolas con la experiencia y la colaboración de los compañeros, adquiriendo un comportamiento constructivo y propositivo, basar sus decisiones en principios de una gestión sana y prudente, evaluando, en un modo preciso, los riesgos potenciales, siendo consciente de que las elecciones personales deben contribuir a obtener resultados positivos para la empresa.
Cada empleado/colaborador deberá comprometerse a poner todo de su parte efectivamente en cumplimiento, en especial del medio ambiente, de la salud y de la seguridad en el trabajo.

b) El respeto de las personas es un requisito absoluto del desarrollo individual y profesional de cada cual y la calidad de las personas es fundamental para el crecimiento y el progreso. Deseamos lo mejor de las personas y para estas, en aras de la coherencia y la transparencia. Desarrollamos y premiamos a las personas valiosas, que viven la empresa en un modo propositivo, responsable y con un espíritu de equipo. Nos oponemos a los modos de gestión o de funcionamiento, que apuestan por la satisfacción personal respecto del interés de la sociedad.

c) La integridad impone a cada cual comportarse honradamente en su actividad profesional. No admite concesiones en términos de conflicto entre los intereses personales y los intereses que se han de cuidar en función de la propia actividad profesional, internamente en la sociedad y en las relaciones con terceros, independientemente de cuáles sean las prácticas locales.
Nos comprometemos a difundir la cultura del respeto del medio ambiente, del territorio y de la salud.

d) La lealtad demanda rectitud y corrección en las relaciones con los compañeros y los colaboradores externos. Implica el respeto de las disposiciones y de las reglas internas de la sociedad, con comportamientos transparentes hacia todos y en todas las ocasiones.

 

PRINCIPIOS DE ACCIÓN

Asimismo, Vimar ha querido definir los principios de acción, que dirigen la actividad de todos sus administradores, directivos, empleados, colaboradores y/o terceros, que actúan en nombre y por cuenta de Vimar en la ejecución de sus funciones. La calidad es nuestro credo, nuestra fiabilidad consolidada se funda en ello.
Trabajamos con sensibilidad económica, en el respeto de la legalidad, del medio ambiente y de la salud y la seguridad en el trabajo. Planificamos nuestras actividades y controlamos sus resultados en cumplimiento de los principios de transparencia, dictados por las normas fiscales, contables, administrativas y de la sociedad.

a)      Respeto de las personas

Vimar apuesta ante todo por la persona, la valoriza y la protege y, por dicho motivo, quiere asegurar para cada empleado condiciones justas de trabajo, equitativas y conformes con la ley, garantizando también un sistema de asistencia social en la empresa.

Trabajo de los menores de edad
Vimar garantiza la eliminación de cualquier forma de trabajo de menores de edad y no emplea, en el desarrollo de su actividad, a personas con una edad inferior a la contemplada para iniciar a trabajar por las normativas del lugar donde la actividad laboral se desarrolla. Vimar se compromete a no entablar o sea a no mantener relaciones de suministro con sujetos que incumplan dicho principio.

Libertad de asociación
Vimar garantiza a sus empleados el derecho de estar representados por sindicatos o por otras representaciones elegidas en cumplimiento de la legislación y de las prácticas vigentes. Vimar adopta un enfoque y una relación de tipo constructivo en las fases de negociación con las organizaciones sindicales.

Igualdad de oportunidades
Vimar se compromete a garantizar que, todos los aspectos inherentes a la relación laboral, tales como la contratación, la formación, la retribución, los ascensos, los traslados y el cese de dicha relación, se basen en criterios objetivos relativos al tipo de tarea y a las competencias, evitando toda forma de discriminación y, en particular, discriminación por raza, género, orientación sexual, posición social y personal, condición física y de salud, incapacidad, edad, nacionalidad, religión o convicciones personales. Vimar se compromete a ofrecer igualdad de oportunidades en el trabajo y en la carrera profesional para todos los empleados. Se considera inaceptable todo tipo de conducta contraria a dichos principios, tanto interna como externamente de la sociedad. 

b)     Respeto de las reglas en las prácticas comerciales

Vimar favorece las prácticas comerciales éticas basadas en la honradez y la lealtad, conformando las conductas de sus empleados a estos principios. Las relaciones comerciales se basan en contratos establecidos y celebrados en el respeto de la ley nacional, europea e internacional en términos, sobre todo, de la libre competencia, y actuando prácticas comerciales no discriminatorias. Para dicho fin ningún empleado deberá aprovecharse de información privilegiada, proporcionar información falsa o no exacta o actuar prácticas o conductas desleales.

c)      Respeto de la legalidad

En todos los campos, la sociedad aplica las leyes y los reglamentos vigente en el país o los países donde ejerce su actividad también a través de las filiales.
Cada empleado, independientemente de su cargo, conoce y es formado e informado en cuanto a las implicaciones legales relativas a su actividad.
En particular, Vimar prohíbe aprovecharse deliberadamente de posibles lagunas o carencias normativas cuando la conducta adoptada contraste las reglas empresariales.
La Sociedad ha preparado las herramientas necesarias para informar y formar a cada colaborador sobre las normas legales y acerca de todos los dictámenes derivados de la aplicación de los sistemas empresariales.

d)     Respeto de la salud y de la seguridad en el trabajo

La Sociedad adopta las medidas necesarias para garantizar la mejor protección posible de la salud, la seguridad en el entorno laboral, y la prevención de todas las potenciales forma de riesgo desde el enfoque de la mejora continua. Esta política se aplica indiferentemente a los propios empleados y a los empleados de empresas externas, en el marco de las intervenciones de estas en los establecimientos de la sociedad. Para desarrollar y controlar el respeto de la gestión de la salud y la seguridad, la Sociedad recurre a un sistema implementado, fundado en el Documento de evaluación de los riesgos, compartido y actualizado, que es controlado periódicamente, certificado por terceros independientes, y que se remite a normas internacionales (UNI EN ISO 45001) y a la Política para la calidad, el medio ambiente y la seguridad. Todos los empleados, colaboradores y terceros han de respetar rigurosamente todas las medidas demandadas por los procedimientos y los reglamentos internos de Vimar en materia de salud y seguridad laboral, elaborados y actualizados en conformidad con la legislación vigente, y deben contribuir con propuestas e indicaciones.

e)      Respeto del medio ambiente

Desde una perspectiva de desarrollo sostenible y para una mayor protección empresarial, la Sociedad promueve activamente la protección del medio ambiente. Desde siempre Vimar está comprometida en mejorar el impacto medioambiental de sus productos desde el momento del diseño de estos y de sus actividades laborales, reduciendo así el impacto medioambiental de los procesos a lo largo de todo el ciclo de producción. Vimar previene los riesgos para las poblaciones y el medio ambiente no solamente respetando la normativa vigente, sino también considerando el desarrollo de la investigación científica y las mejores experiencias en materia. Dichos objetivos se persiguen también mediante la adhesión voluntaria a la norma de referencia para los sistemas de gestión medioambiental UNI EN ISO 14001, actuando la Política para la calidad, el medio ambiente y la seguridad.

f)        Respeto hacia la colectividad

Vimar, siendo consciente de la influencia, incluso indirecta, que el desarrollo de su actividad puede tener en el marco donde opera, sobre el desarrollo económico y social y sobre el bienestar general de la colectividad, quiere orientar sus inversiones y su desarrollo hacia un modo ambientalmente sostenible, respetando las comunidades locales.

g)      Respeto de los principios de transparencia dictado por las normas fiscales, contables, administrativas y societarias, y en la contabilidad

Vimar adopta normas adecuadas de planificación financiera, control de gestión y de sistemas de contabilidad, actuando con la máxima transparencia. Dicha transparencia se funda en la verdad, precisión e integridad de la información básica en los asientos contables. La documentación, relativa a la actividad de Vimar, debe ser leída en un modo completo, preciso y fiable. Todos los documentos de la Sociedad deben redactarse con diligencia y honestidad y no han de contener datos falsos y no correspondientes a la verdad y realidad empresarial. En función de los principios empresariales y de los procedimientos, todos los pagos han de ir acompañados por una documentación adecuada.  Todos los pagos efectuados o recibidos por Vimar se han de registrar correctamente en los libros contables, en los documentos y en las cuentas de la sociedad, y no deben omitirse registros o, intencionalmente, efectuar registros incorrectos para utilizar los importes para pagos ilegales e infringiendo los procedimientos. Vimar, actuando las propias políticas, se encarga de la elaboración inmediata de informes financieros periódicos, para que sean completos, precisos, atendibles, claros y comprensibles. En las relaciones con los órganos de control societario, todos los empleados/colaboradores de Vimar, que interactúan con dichos sujetos, deben mantener una conducta de máxima colaboración y transparencia en el desarrollo de las actividades de control contempladas por la ley.

h)     Respeto de las reglas de la libre competencia

Vimar quiere proteger el valor de la competencia leal y reconoce los principios de la economía de mercado (ley antimonopolio), absteniéndose de conductas colusorias y de abuso de una posición dominante. Quedan prohibidos los acuerdos que infringen la competencia leal y las normas antimonopolio, o sea acuerdos con competidores sobre los precios y sobre la división de los mercados o sobre las estrategias de precio y condiciones de venta.

i)       Anticorrupción

Vimar se compromete a respetar las leyes anticorrupción vigentes en todos los países donde opera y demanda a todos sus empleados y colaboradores actuar con honestidad e integridad en cada fase de la propia actividad laboral desarrollada para Vimar.

j)       Relaciones con los proveedores

Vimar pide a sus Proveedores respetar los principios y los valores contenidos en el Código Ético de Vimar.
Quien actúa y negocia con los proveedores deberá comunicar con corrección y transparencia utilizando, durante las fases de selección y a lo largo de todo el suministro, un enfoque basado en los niveles de calidad y de servicio, y también de competencia con los costes. Los proveedores se seleccionan sobre la base de evaluaciones generales, considerando la calidad de los servicios y de los productos suministrados, pero también se tiene en cuenta la competitividad, la profesionalidad y la técnica, realizando un control continuo en cuanto al mantenimiento de los presupuestos de base para seleccionar a los proveedores. La estipulación de un contrato con un proveedor debe basarse siempre en relaciones sumamente claras, evitando formas de dependencia.

k)     Relaciones con los clientes

La corrección y el respeto hacia los clientes desempeñan un papel central a la hora de definir los caminos que tomar. Las relaciones con los clientes se han de basar en la confianza y satisfacción recíprocas. En particular, para los clientes, se garantiza el compromiso de proporcionarles productos, servicios, asistencia y asesoramiento de calidad, que superen sus expectativas. Todas las relaciones con los clientes deben basarse en principios de transparencia, respeto de las reglas del mercado y de las normas antimonopolio. La relación con los clientes Vimar debe fundarse en conductas fiables, correctas, y proporcionando al cliente información completa y precisa sobre cada producto y servicio ofrecido.

l)       Relaciones con la administración pública

Todas las relaciones con la administración pública deben basarse en el cumplimiento de los principios de la legalidad y transparencia, y deben ser gestionadas exclusivamente por las funciones empresariales dedicadas a ello y/o delegadas y/o autorizadas para desarrollarlas.
Cada empleado/colaborador debe abstenerse de efectuar, hacia un funcionario de la administración pública, o de sus familiares, cualquier tipo de pago, u ofrecer otras ventajas comerciales y económicas, para obtener o mantener un encargo o una medida administrativa.
No se permiten presentes, regalos ni otras gratificaciones a la administración pública, efectuados para obtener ventajas indebidas e influir en el juicio autónomo del destinatario.
Sin perjuicio de todo lo anterior, los regalos a sujetos públicos se admiten, siempre y cuando sean de un valor módico (valor máximo 100€ u otro importe equivalente en una divisa extranjera) y, únicamente, cuando se realicen en cumplimiento de las leyes vigentes en el estado donde se encuentra la administración pública, sean conformes a los reglamentos y procedimientos aplicables, sean conformes a las prácticas comerciales y/o a las recurrencias y, asimismo, no han de generar la impresión de estar finalizados a adquirir ventajas indebidas y ejercer una influencia ilícita sobre la actividad desarrollada por el destinatario. Dichos gastos deben ser siempre autorizados y documentarse en función del procedimiento empresarial.

m)   Antiblanqueo

Vimar ejerce su actividad cumpliendo plenamente las normativas antiblanqueo vigentes y las disposiciones promulgadas por las autoridades competentes.
Para dicho fin, cada empleado/colaborador se compromete a evitar actuar operaciones sospechosas desde el perfil de la corrección y la transparencia. En particular, todos los empleados se comprometen a comprobar preventivamente la información disponible sobre los clientes, los proveedores y los colaboradores externos para comprobar la respetabilidad de estos y la legitimidad de sus actividades, informando inmediatamente al Organismo de supervisión sobre las anomalías detectadas y respetando los procedimientos empresariales de referencia.
Asimismo, los empleados se comprometen a actuar en un modo que impida implicaciones en operaciones también potencialmente idóneas para favorecer el antiblanqueo de dinero, procedente de actividades ilícitas o delictivas, actuando en el pleno respeto de la normativa antiblanqueo.

n)     Relaciones económicas con asociaciones, aportaciones y patrocinamientos

La gestión de las aportaciones y de los patrocinamientos ha de fundarse siempre en el respeto de los criterios determinados en los procedimientos y las políticas empresariales.

o)      Conflicto de intereses

Un ‘Conflicto de intereses’ se plantea en todos aquellos casos en los que un empleado/colaborador tenga que elegir entre sus intereses personales y los de la sociedad. Específicamente, cada empleado/colaborador ha de evitar cualquier conflicto de intereses posible y, en especial, con intereses personales. La prestación desarrollada para Vimar no debe estar subordinada al provecho y a la ventaja personal, sino que se ha de actuar en el interés de la sociedad evitando cualquier posible situación de conflicto. Cada empleado de Vimar debe inmediatamente comunicar a su superior jerárquico cualquier situación, que constituya, genere un conflicto de intereses o pueda incluso solamente parecerlo.

p)     Protección de la información empresarial y de los datos personales

Durante el desarrollo de sus tareas internamente en la Sociedad, el empleado/colaborador podría entrar en conocimiento de información, considerada confidencial por la Sociedad o indicada por los socios de la Sociedad como tal. En lo que atañe a dicha información, cada empleado/colaborador debe conocer y actuar lo contemplado por las políticas empresariales en materia de seguridad de la información, incluida aquella bajo forma electrónica, para garantizar la integridad, la confidencialidad y la disponibilidad en el periodo de ejercicio de la propia actividad para Vimar y, posteriormente, al cesar la relación contractual. Cada empleado/colaborador es responsable de los datos sensibles que trata y ha de indicarlos como reservados, asegurándose de adoptar todas las medidas de seguridad para mantener la confidencialidad. Cada empleado/colaborador en conocimiento de información reservada es responsable de mantenerla como tal y no divulgarla salvo en caso de autorización expresa a ello. Toda la información obtenida por un empleado/colaborador en relación con su actividad es propiedad de Vimar.
La información es tratada por Vimar y sus empleados en el pleno respeto de la confidencialidad y de la privacidad de los interesados en conformidad con la legislación vigente en materia. 

En particular, la sociedad:

  • ha definido una organización para el tratamiento de la información y de los datos personales, que garantice la separación correcta de los papeles y de las responsabilidades y, asimismo, el respeto de las disposiciones normativas en materia de privacidad;
  • somete a terceros sujetos, que intervienen en el tratamiento de la información reservada, a la firma de pactos de confidencialidad o de acuerdos contemplados para el tratamiento de los datos personales.

Los empleados/colaboradores, en conocimiento de información no de dominio público, deben prestar la máxima atención y cuidado a la hora de utilizar dicha información, evitando su divulgación a personas no autorizadas, dentro y fuera de la empresa. Dicha obligación seguirá vigente incluso después de la conclusión de la relación laboral independientemente del cuál fuere el motivo.

q)      Protección de los bienes de la empresa

Cada empleado/colaborador debe actuar con diligencia para proteger los bienes empresariales, físicos e inmateriales, mediante conductas responsables y en conformidad con los procedimientos operativos, predispuestos para reglamentar su utilización, documentando con precisión su empleo y evitando usos diversos de los consentidos. Los PCs y las cuentas de correo electrónico de Vimar, así como la información contenida en estos, son propiedad de Vimar y han de ser utilizados para encargos y objetivos empresariales. En particular, cada colaborador debe:

  • utilizar escrupulosamente y con sobriedad los bienes empresariales confiados a este;
  • utilizar un bien empresarial solamente en caso de estar expresamente autorizado a ello, en un modo adecuado y en cumplimiento de las leyes y de los reglamentos empresariales, para objetivos empresariales y para un uso personal autorizado.
  • evitar utilizaciones impropias y/o personales de los bienes empresariales, que puedan ocasionar daños, una reducción de eficiencia o, en todo caso, estar en contraste con el interés de la empresa.
  • no sacar provecho para objetivos personales, oportunidades de negocios, que puedan surgir del uso de los bienes propiedad de la empresa, información o papeles empresariales;

En cuanto a las aplicaciones informáticas, cada colaborador ha de:

  • adoptar rigurosamente todo lo previsto por las políticas de seguridad empresariales para no perjudicar la funcionalidad y la protección de los sistemas informáticos;
  • examinar y aceptar todo lo previsto por la “Gestión de los datos informáticos” de Vimar;
  • no navegar en sitios Internet con contenidos no decorosos, ofensivos y, de todas formas, no en el interés de la sociedad y de la actividad laboral desarrollada.
  • no usar los recursos empresariales para reproducir, visualizar, distribuir o memorizar materiales que infrinjan cualquier derecho sobre marcas, derechos de autor, licencia u otros derechos de propiedad intelectual.
  • no copiar softwares autorizados en dispositivos distintos de los originales.

r)      Redes sociales

Cuando los empleados/colaboradores utilicen las redes sociales, todos deben actuar comportándose en el respeto de la confidencialidad, integridad y lealtad empresarial, absteniéndose de divulgar información reservada o falsa relativa a Vimar, absteniéndose de publicar fotos que reproduzcan la actividad y los entornos laborales y empresariales y, evitando comentarios que puedan violar los principios contenidos en el presente Código Ético y dañar la reputación de Vimar.

s)      Regalos y gratificaciones

Vimar pide a sus empleados y colaboradores actuar siempre con honestidad e integridad.
El Código Ético determina la política de Vimar relativamente a la recepción y a la oferta de regalos, gratificaciones, presentes, hospitalidad y entretenimientos (o sea prestaciones gratis de bienes y servicios con fines de promoción o de relaciones públicas, en adelante conjuntamente ‘Regalos’).
Vimar admite que la donación y/o la aceptación de regalos pueda producirse durante el desarrollo de las prácticas comerciales habituales.
En cambio, determinados Regalos pueden ser interpretados como acciones, ejercidas o sufridas por Vimar, con el fin de generar una influencia inapropiada o crear un conflicto de intereses, o sea se pueden considerar como un acto de corrupción y ser, por consiguiente, ilegales y perjudiciales para la reputación de Vimar.
A Vimar, a sus empleados y/o a los sujetos terceros se prohíbe, por consiguiente, tajantemente donar, prometer, ofrecer, solicitar o recibir cualquier regalo, cuya naturaleza o valor pueda ser considerado incluso potencialmente excesivo o inusual.
Por lo tanto, se permite ofrecer o aceptar regalos de valor módico cuando resulten ser una costumbre en el marco ordinario de desarrollo de las actividades empresariales. Para las finalidades del presente Código Ético, un regalo se considerará de valor módico cuando su valor no supera los 100 euros o un importe equivalente en una divisa extranjera.
Sin perjuicio de lo anterior, se admiten regalos a clientes con un importe superior a lo indicado antes (y hasta un valor máximo equivalente a 500 euros), cuando la facturación anual global supere un umbral determinado que justifique dicho valor.
Los regalos, ofrecidos a los familiares de terceros o recibidos de los familiares de los empleados, han de ser siempre rechazados independientemente del valor de estos.

 

VIOLACIONES DEL CÓDIGO ÉTICO Y SANCIONES

Controles

El Código Ético constituye uno de los elementos que fundan el sistema de los controles y es parte integrante del Modelo de Organización, Gestión y Control adoptado por Vimar en cumplimiento del D.Lgs (Decreto legislativo italiano) 231/2001. El sistema de control interno ha de orientarse hacia la adopción de herramientas y metodologías, dedicadas a contrastar los potenciales riesgos empresariales, con el fin de determinar una garantía razonable sobre el respeto no solamente de las leyes, sino también de las disposiciones y de los procedimientos internos. La dirección debe cuidar constantemente la conformidad de las conductas con lo indicado en el Código y, cuando sea necesario, realizar programas específicos de comprobación.
La violación del Código Ético comporta la adopción por parte de la sociedad de acciones disciplinarias hacia quienes no respetan los contenidos. El desconocimiento o conocimiento incompleto del presente Código Ético no puede considerarse un eximente para evitar sanciones. Vimar interviene con los Proveedores y los Clientes para que respeten los contenidos del presente Código Ético.

Respeto del Código Ético, denuncias de las violaciones al organismo de supervisión y control (para empleados de Vimar S.p.A.)

El respeto de las normas del Código Ético debe considerarse una parte esencial de las obligaciones contractuales de los empleados en conformidad y a los efectos del art. 2104 del Código Civil italiano. Asimismo, debe considerarse una parte esencial de las obligaciones contractuales contraídas por los colaboradores no subordinados y/o sujetos con relaciones de negocios con Vimar.
Los Directivos y Responsables de la Sociedad son responsables de que las expectativas nutridas por la Sociedad hacia los colaboradores sean comprendidas y actuadas por estos. Por consiguiente, los Directivos y Responsables deben asegurarse de que los compromisos contenidos en el Código Ético sean actuados.
Con el fin de garantizar la aplicación efectiva del Código Ético, Vimar –en el respeto de la privacidad y de los derechos individuales– predispone canales de información a través de los cuales todos aquellos que descubran posibles casos de no respeto del Código internamente en la sociedad puedan comunicarlos libre, directamente y en un modo reservado al Organismo de supervisión.

La Sociedad, con el fin de facilitar el envío de las denuncias, ha activado un canal específico digital al que se puede acceder mediante el sitio Internet de la sociedad en la dirección https://www.vimar.com/es/int/whistleblowing-16115122.html

Asimismo, la sociedad ha activado el siguiente canal adicional de comunicación específico:
-           Carta al organismo de supervisión ‘Organismo di Vigilanza Vimar S.p.A. c/o Star S.r.l. Via Piave 22, 22060 Cabiate (CO)’ en sobre cerrado con indicado ‘confidencial’.

En referencia a la noticia de violación cometida o tentada de las normas contenidas en el Código Ético, la Sociedad se encargará de que nadie, en el entorno laboral, pueda ser objeto de retorsiones, condicionamientos ilícitos, molestias y discriminaciones de cualquier tipo, por haber denunciado ante el Organismo de supervisión la violación de los contenidos del Código Ético o de los procedimientos internos en conformidad con la normativa de denuncias de irregularidades y con el homónimo procedimiento localizable en la Intranet empresarial. Vimar ha creado un canal específico e independiente de los canales empresariales, para proceder con el amparo de la propia privacidad a las comunicaciones de casos de violación del Código Ético y del Modelo de Organización, Gestión y Control. Tras la denuncia, el Organismo de supervisión hará efectuar inmediatamente las comprobaciones pertinentes y, si es necesario, determinará medidas sancionadoras adecuadas que la sociedad deberá actuar.

Defensor del pueblo

Para los países distintos de Italia, Vimar nombra al referente de la oficina legal interna que actúa en calidad de Defensor del pueblo, cuyo papel es recibir denuncias reservadas sobre posibles violaciones de la ley, del Código Ético o de cualquier otra directriz o procedimiento en relación con ello, controlar dichas denuncias y responder al denunciante.
El Defensor del pueblo actúa por cuenta de Vimar y debe respetar la obligación de confidencialidad sobre la base del acuerdo de confidencialidad con este suscrito, que contempla que ningún nombre o información indicativa sea comunicada a la sociedad, con el fin de proteger la identidad de quienes han denunciado irregularidades, que desean permanecer en el anonimato e impide la divulgación de nombres y de otros datos indicativos, para que así se proteja la identidad de los informadores que requieren el anonimato.
El Defensor del pueblo recibe la información sobre posibles violaciones de leyes, del Código Ético o de cualquier otra directriz o procedimiento en relación con ello, mediante una comunicación a través del canal telemático de denuncia protegido, idóneo para garantizar la confidencialidad del denunciante, activo en la dirección web https://www.vimar.com/es/int/whistleblowing-16115122.html
El Defensor del pueblo controla que los denuncias sean plausibles y, por consiguiente, decide las acciones que emprender, basándose en la credibilidad de la información y del informador, la naturaleza y la gravedad de la transgresión y el potencial impacto sobre terceros y Vimar. Cuando el Defensor del pueblo ha completado el examen de la denuncia, comunica al informador los resultados y las acciones emprendidas. Se han de mantener íntegros los intereses y garantizarse la protección de todas las partes implicadas.
Asimismo, el Defensor del pueblo prepara un informe anual sobre las operaciones desarrolladas en cuanto a encuestas, resultados y acciones emprendidas.

El sistema sancionador

En los casos confirmados, la violación de los principios establecidos en el Código Ético y en los procedimientos contemplados por los protocolos internos perjudica la relación fiduciaria entre la Sociedad y sus administradores, empleados en general, asesores, colaboradores de varia especie, clientes, proveedores, socios comerciales y financieros. Las violaciones serán perseguidas en modo incisivo, con tempestividad e inmediatez, mediante la adopción –hacia los responsables de las violaciones cuando se considere necesario para proteger los intereses empresariales y, compatiblemente, con lo previsto en el marco normativo vigente– de medidas disciplinarias y/o sancionadoras adecuadas y proporcionadas, independientemente de la posible relevancia penal, de dichas conductas, y de la instauración de un procedimiento penal en los casos delictivos. Las violaciones confirmadas del Código Ético, una vez oído el Organismo de supervisión y control, desembocarán en medidas específicas adoptadas por la Dirección de los recursos humanos o por las funciones competentes. En coherencia y respetando las normas legales y contractuales vigentes, las violaciones confirmadas podrán también determinar el alejamiento de los mismos responsables de la Sociedad.
Asimismo, cualquier forma de retorsión, hacia quien haya denunciado posibles violaciones del Código o pedido aclaraciones sobre los modos de actuación, constituye una violación del Código Ético. Los efectos de las violaciones del Código Ético y de los protocolos internos deben ser considerados seriamente por todos aquellos que mantienen cualquier tipo de relación con la Sociedad. Para dicho fin, la Sociedad difunde el Código Ético y los protocolos y/o los procedimientos internos, para informar sobre las sanciones contempladas en caso de violación y sobre los modos y procedimientos de irrogación. La Sociedad, para proteger su imagen y salvaguardando sus recursos, no mantendrá relaciones de ningún tipo con sujetos, que no quieran actuar dentro del respeto riguroso de la normativa vigente, y/o que se nieguen a comportarse según los valores y principios contemplados por el Código Ético y atenerse a los procedimientos y reglamentos previstos por los protocolos adjuntos.

 

ACTUACIÓN DEL CÓDIGO ÉTICO

El presente Código Ético se difunde mediante:

  • la entrega a las representaciones sindicales y representantes para los trabajadores de la seguridad, para la debida información y difusión a todos los trabajadores;
  • la fijación en los tablones de anuncios de la sociedad;
  • la publicación en la Intranet empresarial;
  • la publicación en el sitio institucional, para que sea conocido por proveedores, clientes y terceros externos de la organización Vimar.